Horario: 9:30-13.30 | 17:00-20:00 Lun-Vie ... 10:00-13.30 Sab.
Estudiantes. Cómo les afectan los trastornos visuales

Los trastornos visuales son una de las causas de la deserción escolar y de la obstaculización en la superación de cursos. Hay que tener en cuenta de que muchos de los problemas de aprendizaje vienen dados por malas condiciones visuales y oculares, como por ejemplo la falta de concentración.

Para poder tratar esto a tiempo, observar de cerca el comportamiento del niño y hacer exámenes visuales con cierta frecuencia. En Óptica La Rosa queremos ahondar más en este asunto para así esclarecer algunas dudas.

¿Cómo afectan los trastornos visuales a los estudiantes?

Cualquier anomalía en los ojos provoca el desinterés de los jóvenes frente a una tarea determinada. Un niño puede forzar la vista para lograr ver algunos textos o números, sin embargo a veces es inútil, ya que el pequeño acaba perdiendo el interés.

En este sentido, la falta de concentración durante mucho tiempo en una tarea determinada se convierte en todo un reto. Además, también puede afectar a la hora de realizar deberes o trabajos, como por ejemplo en la redacción y las faltas ortográficas.

¿Cómo identificamos a un estudiante con trastornos visuales?

Los profesores aquí juegan un papel fundamental, ya que son ellos quienes pasan más tiempo con los pequeños mientras realizan actividades o estudian. Sin embargo, hay una serie de síntomas que podemos percibir tanto dentro como fuera de las aulas:

  •  Entrecerrar constantemente los ojos para ver bien.
  • Se acercan mucho a los libros o se distraen si la actividad se desarrolla a más de 3 metros de distancia.
  • No consiguen poner interés a la hora de leer un libro.
  • Se saltan renglones o palabras cuando leen.
  • Inclinan la cabeza, o bajan o elevan el mentón más de lo habitual.
  • Guiñan o cierran un ojo más de lo habitual.
  • Tienen los ojos enrojecidos y llorosos.
  • Parpadean de forma continua.
  • Alteran los colores cuando pintan un dibujo o cuando se visten ellos mismos.

¿Cómo solucionamos el problema?

Si percibimos cualquiera de estos síntomas o cualquier otra anomalía, lo primero que debemos hacer es llevarlo a un especialista para que proceda al diagnóstico del trastorno visual que el niño padece.

Hoy en día existen tantos avances que no solo la identificación del problema es muy sencilla, también su remedio.

En Óptica La Rosa contamos con un equipo de profesionales capaz de examinar exhaustivamente la visión de los más pequeños de la casa. Recuerda que, aunque no se presenten anomalías, hacer una revisión cada cierto tiempo es altamente recomendable.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies